Inicio MUNDO Notre Dame: víctimas del fuego, 850 años de historia

Notre Dame: víctimas del fuego, 850 años de historia

186
0

PARÍS (apro).- Situado en el corazón de París, en el kilómetro cero de la capital gala, de donde se calculan las distancias, Notre-Dame de París es el símbolo de la capital francesa. Bastaron algunos instantes para que se consumieran 850 años de historia.

Foto: Anne Marie Mergier

Foto: Anne Marie Mergier

La catedral de París es, sin duda, el símbolo religioso más importante de Francia. En el interior del monumento más visitado del continente europeo (13 millones de turistas cada año, dos veces más que la Torre Eiffel) están resguardados tesoros inestimables de la religión católica.

Una corona de espinas de Jesucristo y la túnica del rey San Luis, entre otras reliquias, fueron rescatadas.Sin embargo, la Catedral no es solamente un símbolo religioso, sino también un símbolo arquitectónico y cultural.

En 1991, el monumento fue registrado en el patrimonio Mundial de la Unesco. Notre Dame (construida entre 1163 y 1345) es una joya arquitectónica y una obra maestra construida en el apogeo del arte gótico en el Viejo Continente.

“La Catedral es grande, majestuosa, construida solamente por la mano del hombre”, alababa Bertrand de Feydeau, vicepresidente de la fundación del Patrimonio, en el canal nacional TF1.

Pues no sólo los franceses católicos, sino también los franceses que consideran la Catedral como parte integrante del paisaje cultural e histórico del país: fue el lugar de reunión en la liberación de la capital durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Para el exministro de Cultura, Jack Lang, cada francés siente tristeza al ver consumirse poco a poco una joya de la cultura francesa: “Es un día de duelo”.

El incendio, visto desde el interior de la catedral. Foto: AP / Michel Euler

El incendio, visto desde el interior de la catedral. Foto: AP / Michel Euler

La alcaldesa del quinto distrito de la capital francesa, Florence Berthout, reaccionó insistiendo sobre el hecho de que “los parisinos tienen la impresión de que les arrancaron una parte del cuerpo. Es una joya y un elemento de consuelo importante. Sobre todo, en el contexto que vivimos, muy inseguro, en el que todo el mundo cuestiona los valores”, declaró, refiriéndose al miedo al terrorismo.

“Este monumento parece totalmente insumergible. Es un elemento relevante de nuestra historia, nuestro patrimonio, nuestra cultura común, que se está derrumbando”, lamentó mientras las llamas seguían consumiendo al monumento.

Foto: Anne Marie Mergier

Foto: Anne Marie Mergier

Pero en los últimos suspiros de esta noche, el ministro del Interior y representante de los cultos en Francia ofreció notas positivas.

“El fuego bajó en intensidad. Podemos pensar que la estructura de Notre Dame fue salvada, sobre todo la torre del campanario norte”.

Los dos tercios del techo fueron destruidos. Pero la estructura de la catedral fue preservada en su totalidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here